domingo, 1 de junio de 2014

Introducción Elfos de sangre - World of Warcraft (animación)


Por más de 7,000 años, la sociedad de los altos elfos giró en torno al sagrado Pozo del Sol, una fuente creada con el contenido de un frasco de energía arcana pura que provino del primer Pozo de la Eternidad. Alimentado y fortalecido por la potente energía del Pozo del Sol, Quel’Thalas, el reino encantado de los altos elfos, prosperó en los verdes bosques del norte de Lordaeron.

No obstante, los altos elfos casi fueron erradicados de la faz de Azeroth durante la Tercera Guerra. Un ejército de la Plaga dirigido por Arthas, el caballero de la muerte, invadió Quel’Thalas, masacrando casi al 90% de la población del reino. Arthas utilizó posteriormente el místico Pozo del Sol para resucitar al nigromante caído Kel’Thuzad; contaminando la fuente en el proceso.

Temeroso de que el corrupto pozo acabaría con su menguada raza, el príncipe Kael’thas Caminante del Sol reunió a un grupo de defensores de Quel’Thalas y destruyó la fuente para impedir la catástrofe. Aunque esto evitó que los altos elfos estuvieran expuestos a las energías oscuras del Pozo del Sol, sufrieron terriblemente por su ausencia. Como resultado, Kael’thas buscó con desesperación la manera de ayudar a su gente —a la cual bautizó como elfos de sangre— y emprendió la marcha hacia el devastado mundo de Terrallende. Ahí se alió con el demonio renegado Illidan Stormrage, esperanzado en hallar una cura para la agobiante abstinencia de los elfos de sangre.